10 junio, 2021

MÁS RAZONAMIENTO Y MENOS CÁLCULO A MANO

"Más razonamiento y menos cálculo a mano. Cómo enseñar las matemáticas en el colegio según los matemáticos". Este es el titular de un artículo publicado por EL PAÍS hace unos días.

En ella se informa que el Comité Español de Matemáticas (Cemat)  elabora un documento para el Ministerio de Educación en el que pide reducir el tiempo destinado a la repetición de ejercicios y más peso para reflexionar. Todo ello en el marco de colaboración en la elaboración del nuevo currículo escolar, que llegará a las aulas en el curso 2022-2023.

Luis Rodríguez, presidente de la comisión de educación de la Real Sociedad Matemática Española (RSME), miembro del Cemat y coautor junto a otros 12 expertos del informe Bases para la elaboración de un currículo de Matemáticas en Educación no Universitaria afirma que  “En primaria una parte importante de las clases son improductivas, tenemos que plantearnos por qué machacamos durante la infancia y la adolescencia con procedimientos mecánicos que les desmotivan”....

Esto, siendo muy correcto y necesario, no es nada nuevo, para nada. Yo, personalmente, llevo escuchando o leyendo opiniones en este sentido durante muchos años, con cada nueva reforma del currículo que se aborda, con cada nueva versión del currículo escolar. 

Por mi parte, MATE.TIC.TAC,  es el fruto de muchos años ilustrando con materiales digitales interactivos -nacidos de la investigación a pie de aula y de las orientaciones didácticas de los más expertos- un enfoque competencial de las matemáticas que aún está lejos de ser comprendido, aceptado o valorado en su justa medida, aún está lejos de las concepciones que una mayoría de docentes tiene sobre lo que son o deben ser las matemáticas.

Mientras asistimos a un avance continuo y vertiginoso de las tecnologías (incluidas las de la educación), se hace cada vez más patente el que tecnologías y pedagogías no van cogidas de la mano así como el estancamiento de la enseñanza-aprendizaje de las matemáticas escolares, todavía mayoritariamente condicionados por la tradición de un enfoque eminentemente calculatorio, a base de repetición de ejercicios (aunque algunos les llamen competencias matemáticas). Es más fácil cambiar y adaptar la nomenclatura y la apariencia que modificar la esencia del currículo. 

Es muy normal que haya muchos docentes confundidos que no tengan ideas claras, ni herramientas ni hábitos para analizar las características esenciales de los materiales didácticos que utilizan; que no han tenido suficiente tiempo para el análisis del currículo que imparten, puesto que se les obliga, en primer término, a programar rigurosamente según unos áridos formatos preestablecidos.

Aunque el material impreso, en general, es el principal responsable de este enfoque calculatorio ligado a una matemática estática, no es el único responsable. Proyectos de matemáticas de baja incidencia competencial, de enfoque eminentemente calculatorio, con modelos exclusivamente, o casi exclusivamente estáticos, poco o nada innovadores, pueden parecer otra cosa por el hecho de que sean digitales y mínimamente interactivos y se presenten online con gran dosis de marketing para aparentar ser lo que no son.

A modo, de ejemplo, analizaré aquí las características de un proyecto digital (uno de tantos) con enfoque eminentemente calculatorio y muy publicitado.



(Pulsar sobre la imagen para abrir la presentación en una nueva ventana)


Se agradece cualquier tipo de comentario argumentado o de sugerencias. Gracias!!





No hay comentarios :

Publicar un comentario

Didactmaticprimaria agradece tus comentarios